Piezas de cuero removibles la nueva posibilidad de decoración

Cambiar la pared o el piso todos los días parece algo imposible, pero no lo es. Pampa Tiles creó un sistema único de piezas de cuero, que se adhieren con imanes y pueden ser acomodadas al gusto y humor del comprador.

La empresa, nació como un desarrollo de la curtiembre Antonio Espósito, que hoy preside Aldo Espósito, tercera generación de la familia en el negocio. Su abuelo fundó la compañía en 1905, luego de dejar su Nápoles natal, donde su tatarabuelo ya trabajaba el cuero. "Hace 30 años nos especializamos en revestimientos y hace 3 que empezamos a buscar formas para diferenciarnos con algo personalizado y totalmente nuevo", cuenta Espósito, que encara este nuevo desafío junto a su hija Laura. El empresario cayó en la cuenta de que "el cuero no se trabajaba en interiorismo y no compartía lugar con los materiales blandos, como las telas, o fríos, como las cerámicas". Y reconoció que en ese universo "todo era estático, por lo que tenía que ofrecer algo dinámico y no destructivo". Inmediatamente, el equipo de la curtiembre empezó a buscar la forma de hacer del cuero un instrumento de decoración movible. Primero pensó en pegamento con memoria, pero el sistema fue descartado porque no era limpio. Cada vez que se moviera la pieza, se le pegaría la tierra. Luego llegó la idea de los imanes, que el equipo investigó durante casi tres años. "Resultó el método ideal. Nosotros colocamos sobre el piso de cemento una tela, una chapa metálica y el cuero tratado con el imán. Cada pedazo se hace a medida y trabajamos cueros vacunos, de pescado y otros exóticos", relata Espósito, mientras muestra las capas de la placa en el showroom que la empresa abrió hace pocos meses en Puerto Madero. "El cuero se dobla, por lo que podemos cubrir columnas, por ejemplo. En esos casos, la chapa es reemplazada por goma ferritada. Estamos hablando de un material muy noble, que absorbe el sonido y tiene la virtud de que no se marca. Además, por el tratamiento que le hacemos son hidrófugos y oleófugos, toleran agua y aceites", agrega el empresario.

Primeras muestras

Las primeras muestras bastaron para captar la atención de los compradores, y antes de que existiera la marca ya existía una habitación en Finlandia cubierta con el desarrollo argentino. "El producto es algo selecto y necesitaba una identidad. Así nació Pampa Tiles, una compañía dedicada enteramente a la decoración en cuero con una tecnología única, que la patentamos en más de 120 países", explica Laura, que se hace cargo de la imagen y la comunicación de la firma. "Pensamos un nombre que identificara las placas -dice-. Pampa remite directamente al territorio del buen cuero y tiles significa ´mosaico . Son mosaicos del mejor cuero." Es imposible moverlas tirando simplemente. Hay que levantarlas como se levanta un imán de una heladera. La textura de cada placa es diferente y se pueden hacer de mil formas, dice Espósito, entusiasmado, al tiempo que señala el departamento imaginario del local. Allí, una cama matrimonial se funde con un marco de cuero que la corona. Hoy es marrón; mañana puede ser de cualquier otro color o su forma puede volverse vertical, en vez de horizontal. A pocos pasos se eleva una columna forrada en cuero oscuro y, sobre la pared, placas blancas rodean una pantalla gigante. "El cuero es ideal para un home theater por la acústica que da. Nosotros no creemos que haya que cubrir todo en cuero; al contrario. Para nosotros tienen que mezclarse los elementos y decorar con el cuero", subraya Laura, mientras señala unas placas teñidas en amarillo brillante y unos pequeños cuadrados satinados en piel de pescado. "Es algo muy especial -agrega su padre-. Algunas placas también pueden ser utilizadas para los baños o las piscinas. Hicimos corredores con forma de camino para piletas, el agua cubre las piezas y no se arruinan." La propuesta de Pampa Tiles ya se luce en varios hoteles y casas top de la ciudad.

"Estamos estudiando a los compradores del exterior. Exportamos a países como Rusia y Estados Unidos porque nos pidieron; no salimos a vender. Ahora estamos seleccionando arquitectos y diseñadores de afuera para ir a mostrar lo que tenemos. Es nuestra forma de mantener la exclusividad del producto", enfatiza Espósito.

Fuente: Mercedes García Bartelt La Nación 05.11.07

Entradas más populares de este blog

Actividades Culturales en Espacio Unzué

Verano Artístico en la Torre Tanque de Mar del Plata